¿Qué es y para qué sirve la Fisioterapia?

¿Sabes qué es la fisioterapia? Descubre en este post qué es, qué tipos de tratamientos existen, además de qué tratamientos puedes tratar con ella.

que es fisioterapia

Comenzamos con un poquito de historia y es que la fisioterapia como disciplina médica, se fue consolidando paralelamente a su proceso de profesionalización. 

Así, en el año 1958, la Organización Mundial de la Salud la definía como “la ciencia del tratamiento a través de medios físicos, ejercicio terapéutico, masoterapia y electroterapia”.

Posteriormente, según el Reglamento nacional de la Asociación Española de Fisioterapeutas, la fisioterapia pasaría a definirse como “el arte y la ciencia que, mediante el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas, a través de la aplicación tanto manual como instrumental de medios físicos, curan, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas, psicosomáticas y orgánicas”. — Sin duda, una definición mucho más completa y acertada—.

Pero, ¿qué es fisioterapia realmente y para qué sirve? 

Vamos a ello!

 

¿Qué es la Fisioterapia?

 

La Fisioterapia forma parte de la medicina actual encargándose de la rehabilitación física del paciente mediante la aplicación de numerosas técnicas y a través de distintas especialidades destinadas a lograr, mediante ejercicios perfectamente localizados, la estimulación, funcionalidad y recuperación muscular y articular de la zona concreta a tratar.

Así, esta disciplina y titulación académica, como parte de las Ciencias de la Salud, nos ofrece tratamientos terapéuticos y también de rehabilitación capaces tanto de diagnosticar, prevenir como de tratar cualquier síntoma. 

 

Tipos de tratamientos de fisioterapia:

 

Como ya sabemos, la fisioterapia consiste en todo un proceso holístico en el que convergen conocimiento específico, especialidades concretas, técnicas y herramientas. Sin embargo, no todos los centros de fisioterapia cuentan con todos los medios necesarios para ofrecer esta asistencia integral.

—Aquí una recomendación si buscas un fisioterapeuta con la confianza de un hospital en Fuerteventura con especialidad en fisioterapia y rehabilitación —.

En este sentido, son muchas las técnicas que se pueden aplicar en fisioterapia dependiendo del tratamiento en sí que necesite el paciente (lesiones o recuperaciones post quirúrgicas, prevenir lesiones y futuros problemas, etc) y de la zona a tratar: ejercicio terapéutico, estimulación, calor, frío, luz, agua, electricidad… 

¿Quieres conocer las técnicas y especialidades más importantes y demandadas? ¡Arrancamos!

Fisioterapia Deportiva.

Se basa en un análisis deportivo con pruebas de rendimiento y diagnóstico y planes de entrenamiento a medida, con el fin de otorgar al paciente el nivel de competitividad que desea según su especialidad deportiva concreta y sus lesiones más frecuentes: esguinces, contracturas, sobrecargas, fracturas, tendinitis, luxaciones, desgarros musculares, etc.

Fisioterapia Traumatológica.

La Fisioterapia Traumatológica es la especialidad a través de la cual se tratan todo tipo de patologías de tipo traumático como fracturas óseas, luxaciones y politraumatismos, esguinces y lesiones musculares y ligamentosas de mayor gravedad, accidentes laborales o de tráfico, patologías de la columna vertebral o recuperaciones pre y post quirúrgicas.

Fisioterapia Reumatológica y Fisioterapia Geriátrica.

Lo que se pretende con la especialidad de Fisioterapia Reumatológica es recuperar la pérdida de movilidad funcional fruto de la artrosis, artritis, osteoporosis o fibromialgia por ejemplo, pero también para el tratamiento postquirúrgico de fracturas, en pro de mejorar la calidad de vida diaria de los pacientes.

Por su parte, la Fisioterapia Geriátrica, que puede incluir a la Fisioterapia Reumatológica, se ocupa de tratar ciertas dolencias de nuestros ancianos (funcionales o mecánicas y a veces también de tipo neuronal) y que provocan ciertas restricciones de movimientos y que podrían agravarse o terminar en una inmovilidad total.

Fisioterapia Neurológica.

La Fisioterapia Neurológica está enfocada a cubrir el tratamiento de toda una variedad trastornos o enfermedades de tipo neurológico como son hemiplejías, esclerosis múltiple, ELA, parkinson, neuralgias, lesión de la médula espinal o accidentes cerebrovasculares, entre otros. 

En este sentido, esta especialidad de la fisioterapia, se encarga de restablecer disfunciones en el equilibrio, al caminar, y en el aparato psicomotriz en general que pueden afectar también a la pérdida de independencia. 

Fisioterapia Pediátrica.

Los tratamientos de la Fisioterapia Pediátrica están enfocados tanto a la detección temprana como al diagnóstico de problemas de salud en bebés, niños y también en pre-adolescentes, relacionados sobre todo con trastornos y disfunciones en músculos, huesos y articulaciones y que afectan a sus habilidades motoras, su equilibrio y coordinación y su fuerza y resistencia. 

Además, sus tratamientos también se requieren en patologías devenidas de mermas en el procesamiento e integración cognitivos y sensorial de los niños con un desarrollo cerebral más lento, parálisis, espina bífida o incluso tortícolis congénita entre otros.

Fisioterapia Respiratoria.

La Fisioterapia Respiratoria o Fisioterapia Pulmonar y sus tratamientos están destinados a restablecer el normal funcionamiento de nuestras vías aéreas o respiratorias frente a problemas por ejemplo de obstrucciones o de cara a la reeducación y readaptación respiratoria devolviendo su capacidad funcional a los músculos del aparato respiratorio y aumentando así la resistencia física y pulmonar de los pacientes.

Fisioterapia Suelo Pélvico o Fisioterapia de la Mujer.

La rehabilitación del suelo pélvico trata de fortalecer los músculos alrededor de la vejiga, la vagina o el pene y el recto y sus principales tratamientos de esta especialidad son los siguientes: 

  • Recuperación de músculos del suelo pélvico débiles, demasiado tensos o han sufrido alguna lesión.
  • Reeducación del suelo pélvico (incontinencia urinaria, prolapsos, etc).
  • La fisioterapia pelviperineal.
  • Gimnasia abdominal hipopresiva.
  • Pilates embarazadas y post-parto.
  • Recuperación de disfuncionalidad sexual en hombres y mujeres.

Fisioterapia y Osteopatía.

La principal diferencia entre ambas radica en su condición formal o de titulación, ya que a día de hoy, la osteopatía no está reconocida como una disciplina dentro la medicina o Las Ciencias de la Salud. 

En este sentido, la osteopatía se define como un tipo de medicina alternativa y conjunto de técnicas enfocadas al tratamiento de dolores presentes en diferentes zonas del cuerpo mediante manipulaciones de las articulaciones y sus músculos asociados.

Sin embargo, aunque estos profesionales disponen de todos los conocimientos para tratar ciertas patologías de tipo muscular y articular, la recomendación más extendida sigue siendo la de recurrir a un fisioterapeuta titulado a la hora de llevar a cabo estas técnicas con el fin de que no se produzcan lesiones resultado de una mala praxis.

Fisioterapia y Rehabilitación.

De nuevo, la principal distinción aquí, tiene que ver con el tipo de profesional que ejecuta el tratamiento. En el caso de la rehabilitación, los profesionales siempre serán sanitarios. Es decir, un médico —la rehabilitación es una especialización más dentro de la medicina—.

Por ello, será el encargado de coordinar los tratamientos que debe hacer el fisioterapeuta para una correcta recuperación del paciente. En este sentido, lo más recomendable siempre será acudir antes al médico rehabilitador para detectar el origen del problema y las consecuencias que pueda acarrear y determinar el tratamiento más adecuado.

—Si buscas rehabilitación o “fisioterapia fuerteventura”, no dudes en ponerte en las manos de los mejores médicos profesionales en ambas especialidades—.

Fisioterapia y Pilates.

Si hablamos de fisioterapia y pilates desde el prisma de la fisioterapia como disciplina médica, sin duda que el pilates es una herramienta tremendamente útil a la hora de tratar y prevenir lesiones e incluso incluir en los propios tratamientos.

¿Por qué? Simplemente porque el ejercitamiento a través del pilates, supone numerosos beneficios en los tratamientos de fisioterapia como son la potenciación muscular y la mayor agilidad en los procesos de recuperación.

Fisioterapia y Electroterapia.

La electroterapia dentro de la fisioterapia, se basa en la aplicación de pequeñas corrientes eléctricas con fines terapéuticos y de manera localizada con el fin de procurar un efecto de calor de estimulación muscular muy extendido a la hora de tratar lesiones y problemas de articulaciones.

Fisioterapia con Ultrasonido.

La Fisioterapia con Ultrasonido es un tipo de electroterapia que consiste en emplear corrientes eléctricas o ultrasonidos que son aplicadas sobre determinadas zonas con el objetivo de potenciar la acción neuromuscular de las mismas. 

Esta técnica es muy beneficiosa para reducir la inflamación en un área localizada, la recuperación celular, el aumento del metabolismo o la fluidez de sangre en un tejido dañado.

 

¿Cuáles son los beneficios de la Fisioterapia?

 

Si tuviéramos que resumirlos en una sola palabra, ésa sería “salud”. En sentido, los beneficios de la fisioterapia para la salud son muchos y casi innumerables, sin embargo, aquí detallamos los principales y más importantes:

  1. Prevención de enfermedades y molestias de tipo muscular y articular y también psicomotriz.
  2. Paliar, reducir y frenar los efectos de enfermedades de tipo degenerativo.
  3. Aumentar y mejorar la fuerza y movilidad de nuestro cuerpo y organismo.
  4. Tener un mayor y mejor conocimiento de nuestro cuerpo que nos haga conscientes de su funcionamiento y de cómo lograr un mayor bienestar y calidad de vida.

¿Qué enfermedades se tratan con Fisioterapia?

 

Teniendo en cuenta que la Fisioterapia basa cada una de sus especialidades tanto en la prevención y mantenimiento como en la recuperación de la funcionalidad de nuestro cuerpo, las patologías o trastornos a tratar son casi infinitos.

En esta lista, hemos enumerado las enfermedades más frecuentes sobre las que se aplican técnicas médicas y tratamientos de Fisioterapia:

—Y para todas ellas, encontrarás ayuda y solución si buscas la calidad y garantía del mejor hospital en Fuerteventura—.

  • Reumatología: artrosis, artritis y todo tipo de enfermedades osteoarticulares.
  • Neumología y Cirugía torácica.
  • Cirugía plástica y general: incluido preoperatorio y postoperatorio.
  • Neurología y geriatría. Alzheimer, Parkinson, etc.
  • Lesiones Deportivas. Tendinitis, roturas fibrilares, esguinces, etc.
  • Enfermedades Autoinmunes
  • Rehabilitación
  • Dolores de espalda, cuello, fatiga crónica, ciática, varices, hemorroides, estrés… 
  • Esclerosis Lateral Amiotrófica, Esclerosis Múltiple, Fenómeno de Raynaud, hemofilia, Neuralgia del Trigémino.
  • Lesiones por esfuerzo Repetitivo "LES".
  • Túnel Carpal
  • Y muchas más.

 

¿Cuánto debe durar una sesión de fisioterapia?

 

Como norma —no escrita pero sí muy extendida—, la duración de una sesión de Fisioterapia (aunque dependerá de la situación clínica del paciente) oscila entre los 45 minutos y los 70 minutos como mucho. Y todo ello, incluyendo desde la exploración inicial hasta la finalización del tratamiento.


 

Pues bien, con esto, daríamos por terminada esta “breve” pero intensa —y muy completa— masterclass sobre fisioterapia y todo lo que tiene que ver con esta disciplina, sus especialidades y sus técnicas y tratamientos. 

Y ahora ya sabes, ¡a cuidarse y a no esperar demasiado para ir al fisio! ;)