Afrontando alergias a LTP: lo que necesitas saber para protegerte

Las alergias a LTP son las grandes desconocidas, puesto que no se habla demasiado sobre ellas. Sin embargo, cada vez hay más personas que acuden a su médico —o en casos graves a urgencias— porque tienen algún síntoma que alerta sobre una posible alergia a LTP. Pero, ¿qué es realmente esto y de qué manera se puede prevenir? Esto es lo que vamos a ver a continuación para arrojar algo más de luz sobre esta alergia.

alergia a ltp

¿Qué es la alergia a LTP?

Las alergias a LTP aluden a unas proteínas que se encuentran en los vegetales, pero también está presente en algunas frutas, frutos secos o semillas. Así, la lechuga, la judía verde, el brócoli, el kiwi, el melocotón o la castaña son algunos ejemplos de alimentos que desencadenan alergias a LTP. Estas pueden ser muy incómodas y, en algunos casos, severas, provocando un shock anafiláctico que lleve a la persona al hospital. 

No se sabe demasiado sobre las causas de las alergias a LTP, sin embargo, hay circunstancias que llaman la atención. Parece ser que tras el consumo de un alimento rico en esta proteína al que se le suma el consumo de ibuprofeno, por ejemplo, alcohol o hacer ejercicio físico, podría influir en la aparición de estas alergias. No obstante, lo más importante es detectarla con el suficiente tiempo para que el paciente siga una dieta específica.

Síntomas principales de alergia a LTP

No todas las personas que sufren las alergias a LTP manifiestan la misma sintomatología. Es más, no será igual padecer una primera alergia que cuando estas empiezan a repetirse, ya que la persona no sabe cuál es el alérgeno que le está haciendo daño.

Los síntomas más leves de las alergias a LTP son los siguientes:

  • Urticaria: ronchas de color rojo que aparecen en la piel y que se acompañan de un intenso picor. Pueden diseminarse rápidamente por el cuerpo.
  • Síndrome de Alergia Oral: picor que se presenta en los labios, lengua o garganta y que se acompaña de hinchazón. Puede provocar una anafilaxia. 
  • Náuseas o vómitos: que también aparecen junto con diarrea o dolor abdominal. Es importante buscar ayuda médica para no confundirlo con una gastroenteritis.

La sintomatología de la alergia a LTP no tarda demasiado en aparecer. En ocasiones, los síntomas se manifiestan de inmediato, aunque, otras veces, pueden tardar alrededor de 1 hora. Conviene tener cuidado porque hay circunstancias en las que aparece la anafilaxia. Una reacción alérgica grave que puede ser mortal.

¿Qué dieta debo seguir si tengo alergia a LTP?

Eliminar todos los alimentos que están relacionados con las alergias a LTP podría comprometer la salud. Por eso, quizás en un primer momento se paute su eliminación completa para ir añadiéndolos progresivamente y comprobando su tolerancia. Asimismo, es importante realizar pruebas, ya que un melocotón con piel puede no ser tolerado, mientras que si está pelado o en almíbar puede no producir ningún efecto indeseado.

Cada paciente reaccionará diferente a los alimentos que se irán incluyendo de distintas maneras para comprobar cuál es la tolerancia que se tiene a ellos. Por eso, la dieta debe ser siempre personalizada. Los alimentos que contienen LTP son los siguientes:

  • Frutas: frambuesas, kiwis, melocotones, albaricoques, plátanos, moras, uvas, etc.
  • Hortalizas: zanahoria, lechuga, tomate, brócoli, coliflor, apio, etc.
  • Frutos secos: nueces, almendras, avellanas, castañas, etc.
  • Legumbres: judías, lentejas, soja, habas, etc.
  • Semillas: lino, mostaza, etc.

Hay cereales que también contienen LTP, como el trigo o la cebada, por lo que es fundamental tenerlos en cuenta en el momento de realizar una dieta adecuada para prevenir las alergias a LTP. Lo esencial es seguir las recomendaciones del médico y avisar sobre cualquier síntoma (o ausencia de él) al consumir estos alimentos. 

¿Cómo se cura la alergia a LTP? ¿Existe una vacuna?

La alergia a LTP no tiene cura, sino que su abordaje debe realizarse con una dieta de evitación a aquellos alimentos que desencadenen los síntomas. Sin embargo, hay una vacuna que actúa frente a la piel de melocotón. Aunque parece que su efectividad podría llegar más lejos, ayudando a aquellas personas que sufren los síntomas del LTP al consumir frutos secos u otras frutas y verduras. Por tanto, es una opción.

La vacuna es una excelente forma de poder frenar la evolución de esta alergia y que aparezcan síntomas a nuevos alimentos ricos en LTP. Asimismo, en el caso de las personas que tienen reacciones severas, la vacuna también puede reducir la gravedad de la sintomatología cuando se comen alimentos con LTP. Por lo tanto, es una buena opción que tener en cuenta y que sopesará el profesional que atienda a cada paciente.
Las alergias a LTP son unas grandes desconocidas, por eso, saber en qué consisten es crucial para detectarlas con el tiempo suficiente e iniciar una dieta adecuada. Actualmente, también se están barajando opciones de tratamiento, como la inmunoterapia, que parece tener unos buenos resultados. En Hospitales Parque podemos analizar tu caso particular para ofrecerte una solución personalizada. Pide tu cita con nosotros.

Post relacionados