Qué es la mielitis transversa y cuáles son sus síntomas

La mielitis transversa es una enfermedad de la médula espinal. Dependiendo de diferentes factores y de la gravedad en la que se presente, sus síntomas pueden variar desde debilidad o dolor muscular hasta provocar graves alteraciones que duran de por vida.

mielitis trasversa

¿Qué es la mielitis transversa y cuáles son sus síntomas?

La mielitis transversa es una enfermedad de la médula espinal. Dependiendo de diferentes factores y de la gravedad en la que se presente, sus síntomas pueden variar desde debilidad o dolor muscular hasta provocar graves alteraciones que duran de por vida. 

La mielitis transversa consiste en la inflamación de la médula espinal. De hecho, el nombre de “mielitis” hace referencia al daño que se produce en las fibras nerviosas cubiertas de mielina, que facilita la transmisión de impulsos entre neuronas. Cuando hay inflamación en ambos lados de la médula, hablamos de mielitis transversa. Si se extiende a ambos lados pero de forma incompleta, se denomina mielitis transversa parcial. Aunque los daños se producen en una zona específica del cuerpo humano, la gravedad se extiende hacia otras partes del organismo ya que sufre una interrupción de envío de señales por la espina dorsal. 

 

Principales síntomas de la mielitis transversa

Los síntomas de la mielitis transversa pueden variar dependiendo de la gravedad en cada persona y de otros muchos factores. Además, aunque por lo general la aparición de los primeros síntomas se produce de una manera rápida, en otras personas los síntomas pueden tardar incluso semanas. 

Algunos de los más frecuentes son:

Debilidad muscular

Es uno de los síntomas más comunes de la mielitis transversa. Normalmente, afecta a las piernas, provocando dificultades para caminar y sensación de pesadez. 

Dolor

puede provocar dolores intensos y punzantes en la zona baja de la espalda. También puede aparecer el mismo dolor en las piernas u otras partes del cuerpo dependiendo de la zona de la médula que esté afectada.

Parálisis

en ocasiones, cuando la debilidad perdura por largos periodos de tiempo, puede producirse una parálisis muscular como consecuencia y progresión de dicha debilidad. Aunque suele afectar a las piernas, también pueden verse afectadas otras zonas corporales. 

Alteraciones en la vejiga

Puede presentarse incontinencia urinaria, estreñimiento o dificultad para orinar. 

Trastornos sensoriales

La mielitis transversa puede provocar la aparición de alteraciones sensoriales como picor, quemazón, sensibilidad a temperaturas, hormigueo o entumecimiento. 

 

Causas de la mielitis transversa

La mielitis transversa se produce como consecuencia de un trastorno o alteración que afecta al sistema nervioso. Sin embargo, en ocasiones es realmente complicado identificar exactamente la causa o el motivo específico que produce ese error en el correcto funcionamiento del sistema nervioso. 

Algunas de las causas más comunes que pueden provocar la aparición de la mielitis transversa son:

  • Esclerosis múltiple: la esclerosis múltiple provoca el deterioro y la destrucción de la mielina que protege los axones del sistema nervioso central. Por ello, uno de los primeros signos de la esclerosis múltiple es la aparición de mielitis transversa. 
  • Alteraciones en el sistema inmunitario: la inflamación de la médula espinal se puede producir por diferentes trastornos del sistema inmunitario como la esclerosis múltiple, reacciones tras una infección, lupus, neuromielitis óptica o el síndrome de Sjogren. 
  • Infecciones: durante el periodo de recuperación de una infección por virus puede darse la aparición de la mielitis transversa. Además, las infecciones por hongos, parásitos o bacterias pueden provocar también la inflamación de la médula. 
  • Enfermedades inflamatorias: padecer alguna enfermedad inflamatoria como el lupus eritematoso sistémico, la sarcoidosis, la enfermedad mixta del tejido conectivo o el síndrome de Sjogren, también pueden favorecer la aparición de la mielitis transversa. 

 

Tratamiento de la mielitis transversa

Es importante iniciar el tratamiento contra la mielitis transversa lo antes posible ya que, aunque puede llegar a provocar problemas crónicos, su mejoría es fundamental durante los cinco primeros meses. Además, los síntomas y primeros signos se suelen manifestar de forma temprana por lo que, ante la mínima sospecha, es altamente recomendable acudir a un médico especialista como los especialistas en columna del Hospital Parque de Llevant. 

A pesar de que depende de las características de cada paciente y de la gravedad que presente la mielitis transversa, por lo general el tratamiento se suele basar en la administración de medicamentos específicos junto a la realización de terapia de rehabilitación cuyo principal objetivo es mejorar la fuerza de los músculas y combatir así la debilidad. 

En cuanto a los medicamentos utilizados, dependerán de la causa que origina la mielitis transversa en cada persona. Algunos de los más utilizados son los corticoesteroides intravenosos que pueden reducir la inflamación de la médula. 

En caso de que el organismo no responda adecuadamente a estos medicamentos, puede aplicarse plasmaféresis, una terapia de intercambio de plasma con la que intentar eliminar los anticuerpos que provocan la inflamación medular. Además, también pueden ser administrados otros fármacos para reducir los síntomas secundarios como el dolor o la disfunción anímica.