Reconociendo el infarto en mujeres: síntomas clave a observar

Reconocer un infarto parece bastante fácil. Todos sabemos que comienza con un dolor muy intenso en el pecho que, además, puede irradiarse hasta el hombro y brazo izquierdo. Pero ¿esto aplica para todos los casos? Parece que los síntomas de infarto en mujeres son algo más diferentes y esto puede provocar un retraso en el diagnóstico que comprometa su vida. Por lo tanto, hoy analizaremos cuáles son para no pasarlos por alto y buscar ayuda.

infarto en mujeres

¿Cuáles son los síntomas más comunes de un infarto en mujeres?

Algunos de los síntomas de un infarto en mujeres son inesperados y ninguna persona los relacionaría con un ataque al corazón. Por eso, es crucial anotarlos y tenerlos muy presentes por si acaso, en algún momento, aparecen:

  • Molestias en el cuello y la mandíbula: esto puede irradiarse, también, hacia los hombros y pensar que se trata de una contractura o producto de haber estado bajo mucho estrés. Sin embargo, si se acompaña de alguno de los síntomas que expondremos a continuación, hay que acudir de inmediato al médico.
  • Falta de aire: un síntoma que puede confundirse con los que provoca la ansiedad, pero que generalmente no se acompaña de ninguna sensación de que va a pasar algo terrible, ni mejora al cabo de unos minutos. Es, por tanto, una urgencia.
  • Náuseas y aturdimiento: también son síntomas de infarto en mujeres que pueden confundirse con la ansiedad. Pero, de nuevo, si acompañan a los anteriores, hay que acudir al servicio de urgencias de inmediato.
  • Dolor en uno o ambos brazos: este síntoma encaja más en lo que solemos pensar que provoca un infarto, aunque en el caso de las mujeres los dos brazos pueden verse afectados. Por lo tanto, hay que tenerlo presente. 

Hay estudios que también han descubierto que la indigestión podría ser un síntoma temprano de infarto en mujeres. De hecho, parece que hasta un 40% de ellas lo manifiesta, un porcentaje que es bastante alto. Lo preferible, ante la duda, es acudir al médico para que realice las pruebas oportunas y verifique si se trata o no de un infarto.

 

¿Cómo difieren los síntomas del infarto en mujeres de los experimentados por los hombres?

Ahora que conocemos los síntomas antes de un infarto en mujeres, es importante saber que en ellas el dolor no es tan evidente como en el caso de los hombres. Cuando son ellos los que sufren un ataque al corazón suelen tener un fuerte dolor en el pecho que acaba llegando a otras partes del cuerpo, como los hombros o los brazos. Sin embargo, algunas mujeres no tienen dolor, solo molestias, falta de aire, mareos, etc. 

Asimismo, mientras que los hombres refieren un dolor en el centro del pecho, justo donde está el corazón, y el brazo izquierdo, las mujeres suelen indicar malestar en la boca del estómago, acompañada de indigestión. Además, es raro que ellas refieran algún tipo de incomodidad que afecte al lado izquierdo, una diferencia que tener en cuenta. De esta manera, se previene el infradiagnóstico para detectar el infarto lo antes posible. 

 

¿Qué factores de riesgo aumentan la probabilidad de sufrir un infarto en mujeres?

Desde la Fundación Española del Corazón (FEC) comparten que el pronóstico de un infarto en mujeres es peor, por lo que conocer cuáles son los factores de riesgo puede ayudar a prevenir este tipo de evento cardiovascular:

  • Obesidad: mantener un peso adecuado es importante, sobre todo en la menopausia, cuando este suele aumentar. Priorizar el consumo de alimentos frescos y hacer ejercicio son algunas recomendaciones.
  • Hipertensión arterial: cuando la fuerza que ejerce la sangre contra las arterias es superior a 140/9 puede aumentar el riesgo de sufrir un infarto. 
  • Colesterol: también es crucial mantenerlo a raya porque las posibilidades de sufrir un infarto son mayores. Los valores no deben superar los 240 md/dl. 
  • Anticonceptivos: sobre todo si, además, se tiene el hábito de fumar. Según la FEC, puede haber un mayor riesgo de que se formen coágulos que acaben llegando al corazón, provocando un infarto en mujeres.

 

Diagnóstico del infarto en mujeres

Para detectar un infarto en mujeres, lo importante es prestar atención a los síntomas que hemos explicado anteriormente. Es fundamental no creer que estamos ante un cuadro de ansiedad y realizar pruebas que permitan descartar la posibilidad de un infarto. Esto nos permite actuar más rápido y, probablemente, salvar una vida.

Para ello, la primera prueba ante los síntomas de un infarto en mujeres debe ser el electrocardiograma que requiere de la colocación de parches adhesivos en el pecho. Después, se puede hacer una radiografía de tórax y un ecocardiograma para ver si hay alguna parte del corazón que se ha dañado debido al infarto. 

 

¿Qué tratamientos están disponibles para las mujeres que sufren un infarto?

Los tratamientos para un infarto en mujeres dependerán de la gravedad de la situación. En ocasiones, los medicamentos anticoagulantes, trombolíticos o nitroglicerina pueden ayudar. Sin embargo, en casos graves puede ser necesaria la cirugía. No obstante, después de un evento de este tipo, hay que hacer cambios en el estilo de vida.

Dejar de fumar, empezar a hacer deporte, bajar de peso, modificar los hábitos de alimentación… Todo esto será fundamental para impedir que, de nuevo, pueda volver a aparecer un infarto, ya que una vez que se ha sufrido uno hay un mayor riesgo de que esto se repita. Por lo tanto, hay que tomar medidas lo antes posible. 

 

Consejos para reducir el riesgo de sufrir un infarto

Vamos a recopilar algunos de los consejos para reducir el riesgo de infarto:

  • Alimentarse bien, con abundantes frutas y verduras, alejando los alimentos procesados y ultraprocesados de la dieta lo máximo posible.
  • Hacer deporte a diario, aunque sean 30-60 minutos caminando. Lo importante es que empiece a formar parte de la rutina, como lavarse los dientes.
  • Evitar el estrés, sobre todo si hay problemas de hipertensión, puesto que el riesgo de infarto es mayor en este tipo de casos.
  • Eliminar o reducir malos hábitos, como fumar, ya que es muy nocivo para la salud y puede favorecer que aparezca un ataque cardíaco.

Reconocer los síntomas de un infarto en mujeres no siempre es fácil. Por eso, en Hospitales Parque realizamos todas las pruebas necesarias desde un principio para no emitir un diagnóstico erróneo. Y es que detectarlo a tiempo es crucial. 

Post relacionados