Alimentación, nutrición y dieta para el colón irritable

Descubre en este post que alimentación y dieta deberías llevar si sufres de colón irritable. Despeja dudas con la lista de alimentos prohibidos

dieta colon irritable

En caso de presentar colón irritable, la alimentación es una de las medidas fundamentales para controlar su evolución y evitar molestias o complicaciones. Es importante seguir las indicaciones de un médico especializado o nutricionista que, tras analizar diferentes pruebas diagnósticas, establezca una dieta adaptada a cada persona con el fin de conseguir la mejor calidad de vida y controlar esta alteración del sistema digestivo ya que la clave del colón irritable está en controlar sus síntomas. 

Aunque es cierto que no todas las personas presentan los mismos síntomas ni reaccionan de la misma manera ante una misma dieta, por lo general sí que existen determinados alimentos y comidas que suelen tolerarse mejor que otras. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que puede costar tiempo hasta encontrar la dieta adecuada y los alimentos que se han de descartar e incluir en el día a día. Por ello, una dieta para colón irritable, aunque siguiendo unas reglas generales, debe personalizarse a las necesidades de cada paciente. 

Tanto en nuestro Hospital Parque Tenerife como en nuestro Hospital Parque Fuerteventura contamos con equipos especializados en aparato digestivo y en las diferentes dolencias que puede presentar. 

 

¿Qué es el síndrome del intestino irritable o colon irritable?

El síndrome del colón irritable, también conocido como síndrome del intestino irritable, es un trastorno que afecta al intestino grueso.. Sus síntomas pueden incluir cólicos, hinchazón abdominal, diarrea, gases y dolor abdominal general. Al ser un trastorno crónico, ha de ser controlado a largo plazo. Aunque es una enfermedad que afecta a un considerable número de personas, son pocas las que cuentan con síntomas o signos de gravedad. En la mayoría de los casos los síntomas pueden ser controlados con una dieta adecuada, un asesoramiento profesional y una medicación con diagnóstico previo. 

En cuanto a sus causas, se desconoce cuáles son los motivos exactos de su aparición. Sin embargo, algunos de los factores que pueden provocar este síndrome son anomalías en el sistema nervioso, infecciones intestinales, estrés o alteración de los microbios intestinales. 

 

Síntomas del colon irritable

El colón irritable suele presentar un cuadro común, siendo sus síntomas bastante similares en diferentes pacientes. Este síndrome puede presentarse tanto en hombres como en mujeres, siendo bastante más común en el género femenino y por debajo de los 45 años de edad. 

Los síntomas más comunes son el dolor, los cólicos o la hinchazón en la zona abdominal. Además, puede presentar cambios en la frecuencia y aspecto de las heces. También puede ocasionar vómitos, sangrado rectal o aumento de gases o mucosidad en las heces.

En caso de tener síntomas, es importante acudir al médico en la mayor brevedad posible para poder realizar diversos exámenes con los que confirmar o descartar la presencia de dicho síndrome (análisis de heces, de sangre, colonoscopia, radiografías…).

 

¿Qué dieta debo llevar si sufro de colon irritable?

El síndrome del colón irritable puede presentar una considerable mejoría si se sigue una dieta adecuada y personalizada a cada persona y dolencia. Por lo general, una dieta para colón irritable debe ser baja en FODMAP, evitar el gluten y con alto contenido en fibra para tratar los síntomas y favorecer el buen funcionamiento del tránsito intestinal. 

Siempre bajo un asesoramiento médico, será necesario cambiar la alimentación drásticamente durante un par de semanas para ir evaluando si los síntomas del colón irritable disminuyen y cómo evoluciona el aparato digestivo en general. Posteriormente, tu médico establecerá una dieta definitiva con la que conseguir disfrutar de la comida sin dolor ni molestias. 

Salmón y sardinas

El omega 3 que contienen algunos pescados como el salmón y las sardinas ayuda a mitigar los síntomas del colón irritable gracias a su alta calidad alimenticia. 

Carnes

Siempre que puedas, elige mejor piezas magras y cocínalas con elaboraciones sencillas (como a la plancha), que no necesiten mucho aceite y que no contengan grasa. 

Frutas

A pesar de que casi todas las frutas pueden resultar buenas para mitigar los síntomas del colón irritable, las más recomendadas son la pera, la manzana, el melocotón y el plátano por su alto contenido en fibra soluble. 

Cereales

Algunos cereales, como la quinoa, el mijo o el trigo sarraceno son favorables para la evolución del colón irritable. 

Verduras 

Verduras como el boniato, la zanahoria, la calabaza, las judías verdes, las acelgas o el calabacín son indispensables en una dieta para el colon irritable. 

Legumbres

A pesar de lo que muchas personas puedan creer, legumbres como las lentejas son un alimento esencial en una dieta para el colon irritable debido a sus múltiples beneficios nutricionales. 

Bebidas vegetales

Son recomendables algunas bebidas vegetales como la leche de avena, de almendra o de quinoa. Además, los lácteos sin lactosa favorecen las digestiones, haciendo que sean considerablemente más fáciles y ligeras. 

Semillas 

Añade semillas de chía, sésamo o lino a tus comidas y benefíciate de sus múltiples ventajas y beneficios. 
 

Alimentos prohibidos para el colón irritable

Es fundamental llevar un dieta adecuada para mejorar, evitar y controlar los síntomas y molestias que el colon irritable puede ocasionar. Por ello, es importante tener en cuenta que alimentos favorecen a un correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo, pero también cuáles han de ser evitados:

  • Alimentos procesados
  • Alimentos y salsas picantes
  • Chocolate
  • Cítricos
  • Verduras crudas
  • Café
  • Alcohol
  • Edulcorantes
  • Bebidas con gas


En caso de presentar dolencias o molestias abdominales, en Hospitales Parque contamos con un profesional equipo multidisciplinar que te proporcionará un diagnóstico personalizado y un asesoramiento nutricional continuado para disminuir los síntomas y mejorar así tu salud general.

Información general / Atención al Paciente