Miomas uterinos: Qué son y cuáles son sus síntomas

Como bien indican desde la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), los miomas uterinos son benignos y suelen aparecer cuando las mujeres se encuentran en su etapa reproductiva. La incidencia de estos miomas asciende al 80% y en hasta el 30% de las mujeres no presentan ningún síntoma. Pero ¿cómo detectar los miomas uterinos a tiempo? ¿Es posible que acaben convirtiéndose en tumores malignos?

Qué son los miomas uterinos y sus principales síntomas

¿Qué son los miomas uterinos?

 

Es normal pensar que los miomas uterinos se convertirán en malignos, sin embargo, contrariamente a otras situaciones, en este caso no es así. Los miomas uterinos son benignos, generalmente, aunque pueden variar de tamaño. Esto quiere decir que un mioma pequeño puede crecer hasta el punto de que haya que extirparlo. 

Según un estudio, la definición de mioma es la de “tumores derivados del miometrio que presentan una abundante matriz extracelular, rodeados de una fina pseudocápsula de tejido conectivo y fibras musculares comprimidas”. El tamaño y el número de estos miomas puede cambiar, y el lugar en el que se encuentren impactará en la sintomatología.

 

Principales síntomas de los miomas uterinos

 

Como mencionamos al principio, los miomas uterinos no suelen cursar con síntomas, aunque esto dependerá tanto de su tamaño como de su ubicación. A continuación, exponemos algunos de los síntomas más comunes de estos miomas.

 

Períodos menstruales prolongados y de sangrado abundante

La SEGO explica que el 12% de los casos de sangrados tienen que ver con miomas uterinos. Sin embargo, esto no es todo. Los periodos menstruales también se pueden prolongar. Ante la presencia de estos síntomas, es importante acudir al médico, puesto que un sangrado excesivo y, también, prolongado aumentará las posibilidades de sufrir anemia, por ejemplo. Algo que repercutirá en la salud y se debe solucionar. 

Presión en la parte baja del abdomen

Otro de los síntomas que presentan los miomas uterinos es la presión en la parte baja del abdomen. Este se incluye entre los síntomas comprensivos que, en ocasiones, afectan a las mujeres con miomas debido a la localización del tumor y, también, a su tamaño. A medida que el mioma crece, pueden aparecer problemas como estreñimiento, dolor en la parte baja de la espalda o aumento de las ganas de orinar. 

Dolores durante la relación sexual

Entre los síntomas de los miomas uterinos también destacamos los dolores que aparecen durante las relaciones sexuales. De nuevo, esto depende de la localización y del tamaño del tumor. Por eso, cuando durante la penetración hay malestar, acudir al ginecólogo puede ayudar a descartar otro tipo de patologías o problemas asociados para ponerle solución a este síntoma tan molesto.

Desde la SEGO aconsejan que el tratamiento de los miomas uterinos sea el menos agresivo. De hecho, cuando estos son pequeños con un seguimiento es suficiente, ya que algunos miomas uterinos pequeños acaban desapareciendo sin ningún tipo de tratamiento. Eso sí, en el caso de que causen síntomas o sean más grandes, habrá que valorar otras opciones, como puede ser su extirpación. 


Para finalizar, conviene insistir en que los miomas uterinos rara vez se convierten en malignos. Sencillamente, lo que puede suceder es que desaparezcan o que crezcan, generando síntomas que se resolverán una vez que se eliminen los miomas. A veces, se utilizarán medicamentos para reducir su tamaño, pero en otros será necesaria la cirugía (miomectomía) para acabar con el malestar que están produciendo. Eso sí, es posible que vuelvan a salir con el paso del tiempo, por lo que habrá que hacer un seguimiento.

Post relacionados

  • Ataque al corazón en la mujer: 5 signos principales

    Reconocer un infarto parece bastante fácil. Todos sabemos que comienza con un dolor muy intenso en el pecho que, además, puede irradiarse hasta el hombro y brazo izquierdo. Pero ¿esto aplica para todos los casos? Parece que los síntomas de infarto en mujeres son algo más diferentes y esto puede provocar un retraso en el diagnóstico que comprometa su vida. Por lo tanto, hoy analizaremos cuáles son para no pasarlos por alto y buscar ayuda.

    Salud de la mujer
  • Síntomas del papiloma humano en mujeres y tratamiento

    Desde el Ministerio de Sanidad alertan de que el virus del papiloma humano en mujeres tiene una prevalencia del 14,3%, aunque en mujeres jóvenes (hasta los 25 años) esta se dispara hasta el 29%. Estos datos preocupan porque no hacen más que aumentar a medida que pasan los años, a pesar de la concienciación que hay, cada vez más, sobre la importancia de protegerse al mantener relaciones sexuales.

    Salud de la mujer Patologías y enfermedades
  • ¿Qué es el puerperio y cuales son sus etapas?

    Después del parto, toda mujer debe mantener un periodo de cuarentena o puerperio para recuperarse adecuadamente. Hay que tener en cuenta que el cuerpo ha hecho un esfuerzo importante durante el expulsivo, que el útero debe volver a su lugar progresivamente y en el caso de que se haya realizado una episiotomía, habrá que realizar las curas recomendadas. Lo mismo sucede en aquellas situaciones en las que haya tenido lugar una cesárea.

    Salud de la mujer
  • Preeclampsia en el embarazo, ¿cuáles son sus síntomas?

    Es importante conocer la preeclampsia, puesto que se caracteriza por la manifestación de una tensión arterial superior a 140/90 después de que se cumplan las 20 semanas.

    Salud de la mujer Consultas médicas Pruebas y tratamientos médicos Patologías y enfermedades
  • Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM): síntomas y tratamiento

    El Trastorno Disfórico Premenstrual, también conocido por sus siglas TDPM, es una afección que puede provocar en las mujeres diferentes síntomas físicos o emocionales antes de comenzar el ciclo menstrual. Normalmente aparece entre 5 a 10 días antes de la menstruación y, en la mayoría de los casos, los síntomas remiten cuando finaliza el periodo. En cuanto a las causas, se desconocen cuáles pueden ser los motivos que originan al cien por cien la aparición de TDPM. Sin embargo, sí es posible que los cambios hormonales durante el ciclo menstrual afecten de alguna manera a la aparición o al grado de afección del TDPM. Otros factores externos como malos hábitos alimenticios, llevar una vida sedentaria, tener sobrepeso o padecer de tiroides, pueden ser otros de los motivos que incrementan la posibilidad de poder padecer Trastorno Disfórico Premenstrual.

    Salud de la mujer