Disfonía Espasmódica: causas y tratamiento

Descubre en este artículo de Hospitales Parque qué es la disfonía espamódica, por qué se produce y cómo tratarla ? ¡Informate con especialistas!

qué es las disfonía espasmódica

La voz es una de las características más valiosas del ser humano. Gracias a ella podemos comunicarnos, expresarnos e incluso generar arte. Sin embargo, en ocasiones, este sonido que los seres humanos somos capaces de generar no se produce de manera correcta y, como consecuencia, se emite una voz ronca, alterada o con afonía. Es lo que sucede con la disfonía espasmódica, un trastorno que afecta a los músculos de la laringe y que puede deberse a diferentes causas o motivos.

Desde Hospitales Parque te contamos a continuación en qué consiste la disfonía espasmódica, por qué puede llegar a aparecer y cómo debe ser tratada por especialistas médicos como los de nuestros diferentes equipos médicos. 

 

¿Qué es la disfonía espasmódica?

 

La disfonía espasmódica es una alteración o trastorno de la voz que puede convertirse en crónico. Lo que sucede en la disfonía espasmódica es que las cuerdas vocales producen movimientos tensos, lo que da lugar a una voz quebrada, ronca e incluso entrecortada. De hecho, se llegan a intercalar momentos de afonía con periodos donde la voz se produce de manera normal.

 

Causas de la disfonía espasmódica

 

Aunque no se conocen al cien por cien las causas que provocan la aparición de la disfonía espasmódica, con frecuencia suelen estar relacionadas con infecciones en las vías respiratorias, con estrés emocional e incluso con el uso excesivo o dañino de la voz. En otros casos, puede aparecer como consecuencia de un problema en el sistema nervioso o en el cerebro que afecte al movimiento de las cuerdas vocales, haciendo que se contraigan o se separen de manera brusca y afectando como consecuencia a la voz. Otras veces, la aparición de la disfonía espasmódica es hereditaria.

En cuanto a la franja de edad en la que suele aparecer, es más común en personas de entre 30 y 55 años. Por otro lado, casi el 60% de los pacientes con disfonía espasmódica son mujeres.

 

Tratamiento de la disfonía espasmódica

 

La disfonía espasmódica cuenta en la actualidad con diferentes tratamientos que mejoran la salud de la voz. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no existe una cura total para la disfonía espasmódica pero sí que se pueden aplicar diferentes tratamientos con los que disminuir considerablemente sus síntomas.

Además, es necesario contar con un diagnóstico previo por parte de un otorrinolaringólogo que examine los cambios que las cuerdas vocales experimentan en cada movimiento. También deberá realizar diferentes pruebas diagnósticas con las que intentar averiguar el origen de dicha alteración de la voz y descartar si su aparición puede estar o no relacionada con un problema en el cerebro o en el sistema nervioso.

Siempre y cuando se quiera encontrar el tratamiento más acertado para cada alteración vocal, es fundamental acudir a un centro profesional y especializado. Por ello y con el fin de ofrecer el mejor servicio personalizado a cada paciente, en Hospitales Parque contamos con una  unidad de voz  referente donde un gran equipo de profesionales atienden y examinan cualquier alteración que pueda aparecer en las cuerdas vocales o que pueda alterar a la voz.

Normalmente, se realizan varios exámenes diagnósticos como una prueba vocal con  especialistas en logopedia  o el uso de una sonda con luz para ver cualquier daño en la laringe. En cuanto a los tratamientos para curar y mejorar la disfonía espasmódica, destacan:

Tratamientos con toxina botulínica

La toxina botulínica, también conocida como botox, suele ser usada en diferentes tratamientos para controlar los espasmos o movimientos bruscos que las cuerdas vocales realizan con la disfonía espasmódica. Así, se pueden inyectar pequeñas cantidades de toxina botulínica en los músculos que rodean las cuerdas vocales. Al relajar los músculos laríngeos y provocar que las cuerdas vocales se cierren con menos fuerza, la toxina botulínica consigue que éstas se debiliten y den como resultado una voz más suave y menor forzada. Sus efectos duran en torno a 4 meses.

Cirugía

Aunque no siempre es necesario ni posible, en ocasiones se acude a la cirugía para poder mejorar el estado de una disfonía espasmódica. Esta pequeña intervención consiste en cortar uno de los nervios de las cuerdas vocales para conseguir que los movimientos atípicos producidos sean menores. Es necesario un asesoramiento y evaluación continua por parte de un profesional médico.

Estimulación cerebral

En aquellos pacientes cuya disfonía espasmódica haya aparecido como consecuencia de un problema en el cerebro o en el sistema nervioso, la estimulación cerebral puede conseguir buenos resultados. Sin embargo, es imprescindible que este tratamiento sea propuesto y aconsejado por especialistas médicos que, tras diagnosticar el origen y estado de la disfonía espasmódica, consideren que la estimulación cerebral puede obtener buenos resultados.

Terapia de voz

En determinados pacientes, la asesoría psicológica y la terapia de voz llevada a cabo por  especialistas en logopedia  puede conseguir disminuir los síntomas en aquellos casos donde la disfonía espasmódica se produzca de manera leve.

En caso de presentar disfonía espasmódica u otra molestia o alteración en la voz, no dude en ponerse en contacto con nosotros y atenderemos su caso en la mayor brevedad posible. Además, en Hospitales Parque nos centramos en el diagnóstico previo de manera multidisciplinar para poder conseguir así el mejor tratamiento, adecuado a las necesidades y características de cada persona.