¿Qué es la colitis ulcerosa y cuáles son sus síntomas?

¿Sabes qué es la Colitis Ulcerosa? Descubre qué es, cómo se produce y cómo tratarla. Además te contamos cómo diferenciarla de otras enfermedades

Qué es la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad del aparato digestivo que produce inflamación y úlceras en el tracto digestivo, afectando al intestino grueso y al recto. A pesar de que en un principio los síntomas de la colitis ulcerosa pueden pasar desapercibidos, con el paso del tiempo pueden presentar complicaciones mayores que pongan en riesgo la salud de la persona que lo padece.

A continuación te contamos cuáles son sus síntomas más característicos y las formas más significativas con las que poder remitir las molestias o dolencias que la colitis ulcerosa puede ocasionar.

 

Síntomas de la Colitis Ulcerosa

 

Los síntomas de la colitis ulcerosa varían dependiendo del punto exacto donde se localiza la dolencia y la severidad de la inflamación. Además, los síntomas no suelen aparecer de manera súbita sino que comienzan a desarrollarse con el paso del tiempo.

Hay que tener en cuenta que al tratarse de una inflamación del tracto rectal, lo más habitual es presentar molestia o dolor en esta zona exacta. La expulsión de sangre por el recto o un mayor número de deposiciones suelen ser dos de los síntomas más comunes de la colitis ulcerosa. Además, es frecuente que estén acompañados de dolor abdominal, fiebre o pérdida de peso. La gravedad e incidencia de estos síntomas varía considerablemente dependiendo de la gravedad, localización y duración de la colitis ulcerosa.

Otros de los signos y síntomas más frecuentes en la colitis ulcerosa son:

  • Diarrea
  • Cólicos abdominales
  • Dolor en el recto
  • Sangrado rectal
  • Necesidad frecuente de defecar
  • Dificultad para defecar
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Retraso en el crecimiento (en los niños) 

Es importante remarcar que, aunque los síntomas pueden variar dependiendo de la evolución de la colitis ulcerosa en cada persona, en la mayoría de los casos los síntomas presentados son leves o moderados.

 

¿Qué causa la colitis ulcerosa?

 

Aunque la alimentación y el estrés pueden ser factores clave en la aparición y empeoramiento de la colitis ulcerosa, la causa exacta del origen de esta enfermedad inflamatoria sigue siendo desconocida.

Puede que una de las principales causas sea un mal funcionamiento del sistema inmunitario, haciendo que las células del tubo digestivo se vean atacadas por el mismo. Además, la genética también puede tener acción en el origen de esta enfermedad inflamatoria ya que la colitis ulcerosas es más común en personas cuyos antepasados también la han tenido. No hay indicios ni estudios que confirmen que la colitis ulcerosa afecta a más hombres que mujeres o viceversa.

Por lo general, es una enfermedad que se presenta antes de los 30 años y suele ser en personas blancas (aunque puede aparecer en cualquier persona y de cualquier edad). En caso de que la colitis ulcerosa se complique, también podrían hacerlo sus síntomas:

  • Fuerte sangrado
  • Colon perforado
  • Deshidratación grave
  • Osteoporosis
  • Inflamaciones
  • Aumento del riesgo de padecer cáncer de colon
  • Megacolon tóxico
  • Aumento del riesgo de formación de coágulos

 

Tratamiento de la Colitis Ulcerosa

 

Como hemos comentado anteriormente, en la actualidad no existe un tratamiento definitivo con el que solucionar y curar por completo la colitis ulcerosa. Al tratarse de una inflamación en el tracto digestivo, suele ser tratada con corticoides, antibióticos o inmunosupresores. Por resumir, los tratamientos disponibles hoy en día para tratar la colitis ulcerosa son:

  • Administración de corticoides, antibióticos, metotrexate e inmunosupresores
  • Tratamientos de anticuerpos monoclonales anti-TNF
  • Granulocitoaféresis

Además de los tratamientos, la colitis ulcerosa debe ir acompañada de una alimentación nutritiva y adecuada a cada estado, persona y grado de enfermedad. Así, es recomendable tener en cuenta la siguientes dietas para la colitis ulcerosa y conocer los alimentos prohibidos:

La alimentación en el brote agudo

Ante un brote agudo de colitis ulcerosa, es necesario mantener una alimentación oral y, en ocasiones, debe ser complementada con una mayor cantidad de nutrientes a través de una sonda o por vía sanguínea.

Los diferentes modelos de dietas para un caso de brote agudo varían dependiendo de las condiciones de cada persona y las características de cada colitis ulcerosa. En general, las pautas dietéticas que favorecen la consecución de los objetivos del tratamiento para brotes severos son:

  • Hiperproteica
  • Hipercalórica
  • Hipolipídica
  • Bajo contenido en fibra
  • Hidratante
  • De fácil digestión.
  • Antiinflamatoria
  • Cocinada extremando las medidas higiénicas

Dependiendo de la situación de cada paciente, esta dieta específica puede administrarse de varias formas e incluso utilizar la nutrición enteral o parenteral como complemento. Así, ya sea mediante sonda o a través de la sangre, el paciente puede adquirir los nutrientes necesarios durante el brote agudo.

La alimentación en el brote moderado

Cuando el brote de la colitis ulcerosa se presenta de manera moderada, las características principales de la dieta recomendada son:

  • Hiperproteica
  • Hipercalórica
  • Hipolipídica
  • De bajo contenido en fibra
  • Hidratante
  • De fácil digestión
  • Antiinflamatoria
  • Específica para la recuperación del intestino
  • Cocinada extremando las medidas higiénicas

La alimentación en el brote leve

Cuando el brote es leve, la dieta recomendada para complementar los tratamientos de la colitis ulcerosa debe ser:

  • Hiperproteica
  • Hipercalórica
  • Hipolipídica
  • De bajo contenido en fibra
  • Hidratante
  • De fácil digestión
  • Antiinflamatoria
  • Específica para la recuperación del intestino
  • Cocinada extremando las medidas higiénicas

En cuanto a los alimentos que deben ser evitados independientemente del nivel o tipo de brote generado, son:

  • Alimentos con fibra

Debe ser reducida cuando el paciente presenta un brote agudo ya que puede favorecer la reducción de la inflamación del colón. La principal razón es que los alimentos que contienen mucha cantidad de fibra tienden a ser difíciles de digerir para personas con colitis ulcerosa. Por lo tanto, es necesario evitar alimentos como la pasta, el pan o los cereales. También es recomendable evitar alimentos como el arroz integral, el trigo, la quinoa, el arroz salvaje o la avena ya que su contenido en fibra es aún mayor. Otros granos integrales como la cebada, la espelta o el trigo también deberían ser eliminados de tu dieta diaria. Ten en cuenta que tan solo deberás reducir las fibras de tu dieta alimentaria si tu médico de confianza así lo recomienda. En caso contrario, es recomendable continuar con el aporte de fibra normal en tu día a día.

  • Frutos secos

Si tu médico te ha aconsejado seguir una dieta baja en fibra para mejorar el estado de la colitis aguda, evitar los frutos secos ya que la fibra que contienen puede ser difícil de digerir así que nada de nueces, avellanas, almendras, pistachos, o cacahuetes.

  • Semillas

Las semillas son un tipo de fibra insoluble por lo que también pueden agravar el estado de la colitis ulcerosa provocando una mayor hinchazón, diarrea, gases y otros efectos secundarios. Las principales semillas a evitar son: las de sésamo, mijo, piñones, de calabaza, las de lino, de girasol y arroz salvaje.

  • Algunas legumbres

Los frijoles, los guisantes y las lentejas son alimentos ricos en fibra y proteína por lo que tampoco son aconsejables para la colitis ulcerosa.

  • Fruta con alto contenido en fibra

Por su fibra, es mejor evitar comer frutas crudas, deshidratadas o aquellas que cuentan con semillas que no se pueden eliminar. Puedes comer fruta pelada, muy cocidas o enlatadas. En cuanto a los zumos y los jugos, deberás evitar la pulpa.

  • Verduras crudas

Al igual que sucede con la fruta, es recomendable evitar las verduras poco cocidas o crudas ya que su digestión es más complicada.

  • Lácteos

Aunque no siempre sucede, es común que las personas con colitis ulcerosa presentan intolerancia a los lácteos. En caso de que así sea, evita su consumo durante al menos 4 semanas para observar la evolución de la enfermedad inflamatoria.

  • Alimentos con gluten

Algo parecido sucede con el gluten: si sospechas que el gluten puede desencadenar síntomas o molestias, evita su consumo durante al menos 4 semanas.

 

Colitis ulcerosa VS enfermedad de Crohn

 

Tanto la colitis ulcerosa como la enfermedad de Crohn son enfermedades inflamatorias intestinales, también conocidas como E.I.I. Son dos enfermedades cuyo origen sigue siendo desconocido y caracterizadas por presentar síntomas inflamatorios en el tracto gastrointestinal como consecuencia de una respuesta inmune desmesurada.

Sin embargo, a pesar de que sus causas y síntomas pueden presentar similitudes, mientras que la colitis ulcerosa sólo afecta al intestino grueso o al colon, la enfermedad de Crohn puede aparecer en cualquier parte del tubo digestivo. Además, mientras que en la colitis ulcerosa la inflamación es superficial, en la enfermedad de Crohn afecta a todas las capas del intestino.

En cuanto a los síntomas, en la colitis ulcerosa el más común es la diarrea y no suele haber complicaciones como estenosis o fístulas; en la enfermedad de Crohn sí son más frecuentes y el síntoma más predominante es el dolor abdominal.

Es importante e imprescindible que, al menor síntoma, acudas rápidamente a tu centro médico de confianza para que puedan realizarte pruebas específicas con las que determinar la causa de dichos síntomas y su posible tratamiento. En Hospitales Parque contamos con un amplio y profesional grupo médico especializado en el aparato digestivo y en las diferentes patologías que pueden presentarse en él. Ponte en contacto con Hospitales Parque y atenderemos cualquier consulta o cita de una manera rápida y totalmente personalizada.