Cirugía Plástica y Estética en el confinamiento

El Dr. Raimundo López te expone los factores a tener en cuenta si estás pensando en realizarte una operación de Cirugía Plástica y Estética tras el confinamiento

Tenemos ganas de volver a la normalidad aunque sea de forma diferente. Por eso, si estabas pensando en un cambio estético es posible que lo retomes ahora. Si estas en esta situación y piensas realizarte una operación de Cirugía Plástica y Estética tras el confinamiento debes tener en cuenta algunos factores que te explica el Dr. Raimundo López, Cirujano de Hospital Parque Vegas Altas en Don Benito.

 

Los ideales de belleza se ven influenciados por multitud de factores, como el clima, la situación económica personal, la situación sentimental, modas y tendencias, etc. Debido a esto, la imagen que queremos para nosotros es muy cambiante, dependiendo del momento puntual de nuestras vidas (quién no se ha sorprendido alguna vez de nuestra imagen cuando consultamos fotos antiguas).

 

 

Cuando permanecemos en aislamiento, tendemos a mostrar nuestro lado más introspectivo. Nuestro estado de ánimo influye en nuestra imagen, y quedarnos en casa nos lleva a no arreglarnos, o a mostrarnos de una forma más cómoda y espontánea. Por ejemplo, en el caso de los hombres, se ve una tendencia a dejarse pelo largo, barba y a mantener canas. Este cambio de imagen más cercano a la naturalidad puede convertirse en el inicio de una moda para este momento particular (ni que decir tiene que dentro de unos años nos sorprenderemos al revisar nuestro archivo fotográfico).

 

 

Esto mismo nos ocurre con el cuidado personal y de nuestra forma física. El confinamiento nos ha pasado factura en la dieta, y de media hemos incorporado unos 5 kg en nuestra báscula. En la nueva normalidad, vemos cómo los gimnasios se encuentran saturados de clientes con el firme deseo de recuperar su forma física. Son evidentes las ganas de volver a recuperar lo perdido, o incluso a cambiar radicalmente de imagen para dejar atrás los complejos.

 

 

En nuestras consultas de Cirugía Plástica y Estética de Hospital Parque en Don Benito hemos visto un incremento considerable de la actividad, llegando a duplicar la demanda respecto al año anterior. Como curiosidad, la cirugía de los párpados se ha convertido en la intervención estética facial más demandada tras el confinamiento, probablemente debido al hecho de que sea la parte de la cara que deja al descubierto la mascarilla. La cirugía mamaria y del contorno corporal (liposucción, abdominoplastia, etc), siguen siendo las operaciones más consultadas.

 

 

Los pacientes nos cuentan que llevan mucho tiempo dándole vueltas a ese complejo físico, y que esta etapa de cuarentena les ha llevado a tomar la decisión de ponerle solución pasando por quirófano. Muchos nos refieren cierto respeto para entrar en un Hospital y tomar la decisión de intervenirse. Por este motivo, hemos instaurado unos protocolos estrictos que permitan garantizar la seguridad del paciente. Son estos:

 

  • Lo primero y más importante, debe asegurarse de que se interviene en un Hospital acreditado a la normativa actual, con personal sanitario con titulación y experiencia (Enfermería, Anestesista, Cirujano Plástico). Debe tener en cuenta que tras la cirugía, deberá ser revisado en consultas por su Cirujano Plástico. Insistimos en este punto, pues es el más garantista de un resultado óptimo.
  • Cuestionario previo a la cirugía sobre su estado de salud
  • Se realizará un test o prueba para la detección del virus
  • Sistema de ventilación especial en todas las estancias
  • Circuitos de tránsito unidireccionales y medidas de distanciamiento
  • Control rutinario del personal que le asiste mediante test COVID19
  • Mascarillas y pantallas de protección del personal sanitario
  • Geles hidroalcohólicos ampliamente distribuidos
  • Medidas de protección de barrera para el paciente
  • Estancia hospitalaria mínima imprescindible.

 

Nuestra meta es que, una vez haya tomado la decisión de intervenirse, su experiencia sea lo más agradable y llevadera posible, manteniendo siempre la seguridad como referente.