Síntomas y tratamiento de la enfermedad mano, pie y boca en niños

La conocida como enfermedad de mano, pie y boca es una enfermedad que se presenta con mayor frecuencia de la que pensamos en niños y bebés. Sin embargo, los síntomas suelen ser leves y no es frecuente que su duración sea mayor a 7-10 días.

mano pie y boca

La conocida como enfermedad de mano, pie y boca es una enfermedad que se presenta con mayor frecuencia de la que pensamos en niños y bebés. Sin embargo, los síntomas suelen ser leves y no es frecuente que su duración sea mayor a 7-10 días. 

Desde Hospitales Parque te contamos a continuación en qué consiste esta conocida enfermedad, cuáles pueden ser sus causas y cómo eliminar sus síntomas a la mayor brevedad posible.

 

¿Qué es la enfermedad de la mano, pie y boca?

La enfermedad de mano, pie y boca se origina por el virus coxsackie A. Es una enfermedad altamente contagiosa entre niños pero muy pocas veces es transmitida a los adultos. Los síntomas suelen ser malestar general, fiebre y linfadenopatías que posteriormente pueden provocar la aparición de erupciones vesiculares, úlceras superficiales, pápulas en las palmas de las manos o en las plantas de los pies.

 

Síntomas de mano, pie y boca

Los síntomas de la enfermedad de la mano, pie y boca pueden presentarse de manera diferente dependiendo de cada persona. Lo más frecuentes suelen ser:

  • Fiebre: los niños que presenten predisposición a tener fiebre, cuentan con mayor probabilidad de ello en la enfermedad mano, pie y boca. Además, puede ir acompañada de dolor de garganta, menos apetito o malestar general. 
  • Sarpullidos: en las palmas de las manos y de los pies pueden aparecer algunos sarpullidos en forma de manchas rojas y, en los peores casos, con ampollas. También pueden aparecer en codos, rodillas e incluso nalgas. 
  • Llagas bucales: es común la aparición de llagas en la boca a los dos días tras aparecer la fiebre. Este tipo de llagas suelen aparecer en la parte de atrás de la boca como pequeños puntos rojos; posteriormente pueden aumentar su tamaño y volverse dolorosas. 

 

Diagnóstico de mano, pie y boca en niños

Un sencillo examen diagnóstico por parte de un profesional médico puede ser suficiente para diagnosticar la enfermedad de manos, pies y boca. Sin embargo, para poder determinar el mejor tratamiento y la gravedad de la enfermedad, es necesario tener en cuenta varios factores como la edad de la persona, los síntomas ya presentes y el tipo de llagas o sarpullidos (en caso de que las haya). 

Para ello, puede ser necesaria la recogida de muestras de la garganta, de las ampollas e incluso de las heces para determinar la virulencia de la enfermedad. 

 

¿Puede darse la enfermedad mano, pie y boca en adultos?

La enfermedad de manos, pies y boca es una enfermedad viral altamente contagiosa entre niños y bebés ya que se produce por contagio directo. La transmisión de esta enfermedad de niños a adultos no es tan frecuente y, de hecho, podríamos decir que es muy poco probable. Sin embargo, en caso de contagio a un adulto, puede haberse debido a una transmisión intrafamiliar por contacto directo con saliva, heces o sarpullidos del niño contagiado. 

Si has observado algún tipo de erupción extraña en las manos o pies de tu hijo o hija, no dudes en acudir a Hospitales Parque para que podamos diagnosticar los síntomas lo antes posible y así encontrar un tratamiento eficaz. Contamos con un profesional y completo servicio de pediatría en:

 

Medidas de prevención de mano, pie y boca

Al ser una enfermedad que se contagio por contacto directo, se pueden seguir una serie de medidas para prevenir la aparición de la enfermedad de mano, pie y boca:

  • Lavarse las manos con regularidad y en especial después de cambiar pañales, sonarse la nariz o estar en contacto con sarpullidos o ampollas. 
  • Limpiar y desinfectar las superficies que hayan estado en contacto con elementos y personas contagiadas. 
  • Evitar tocar nariz, boca y ojos para no extender el virus. 
  • Evitar el contacto con personas, niños o bebés contagiados por la enfermedad de mano, pie y boca. 

Recuerda que son los niños quienes pueden verse contagiados por esta enfermedad con mayor frecuencia. Por este preciso motivo, implementar las medidas de prevención necesarias para evitar la aparición de la enfermedad de mano, pie y boca, puede resultar algo complicado pero no has de darlo por perdido ya que puede prevenir altamente el contagio de la enfermedad. 

Información general / Atención al Paciente