Puntos claves para prevenir el Alzheimer

Dr. Íñigo Rodríguez Baz, neurólogo, en su consulta de Hospital Parque

El Alzheimer es la que mayor discapacidad genera en personas mayores en España

El control y modificación de los factores de riesgo cardiovascular a lo largo de la vida, así como la incorporación de medidas para mejorar la salud mental y la estimulación cognitiva se perfilan como los principales aliados para prevenir la posterior aparición de la enfermedad, afirma el neurólogo de Hospital Parque Íñigo Rodríguez Baz.

 

 

En esta línea, explica que el hasta 35% de los casos de se asocian a patologías que pueden ser controladas, como la diabetes, la hipertensión arterial o la depresión, a los que se suman otros aspectos como la obesidad, el tabaquismo, la inactividad cognitiva, la hipoacusia o el aislamiento social. Otro aspecto clave se centra en su detección precoz, de cara a ralentizar la aparición de síntomas y controlar los trastornos conductuales ocasionados por dicha enfermedad, permitiendo mantener durante más tiempo el normal estado neuropsicológico y funcional del paciente.

 

 

El neurólogo de Hospital Parque señala que, pese a que no existe un tratamiento curativo para la enfermedad, su diagnóstico temprano permite detectar la causa de aparición y la explicación a los problemas que el paciente está sufriendo. De esta forma, añade, se pueden adoptar medidas que mejoren la calidad de vida tanto del enfermo como de sus familiares. El Alzheimer es la enfermedad que mayor discapacidad genera en personas mayores en España y está considerada como la principal causa de demencia en el mundo. En estos momentos, existen del orden de 800.000 afectados en el país y cada año se diagnostican alrededor de 40.000 nuevos casos.

 

 

Íñigo explica que esta patología “se produce como consecuencia de la acumulación de proteínas patológicas en el cerebro que provocan una muerte celular con la consiguiente afectación de los procesos cognitivos”. Esto se traduce en problemas de memoria por la incapacidad para recordar nueva información, al mismo tiempo que afecta al lenguaje y a otros aspectos como el reconocimiento de personas y lugares, llegando a generar problemas de comportamiento.

 

 

Aunque su aparición se puede producir en cualquier momento, la mayoría de los casos se dan a partir de los 65 años, aumentando el riesgo con la edad. En este sentido, apunta el neurólogo de Hospital Parque, el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento poblacional está propiciando un aumento de la prevalencia.